SINGLE POR DECISION O...?

Coaching para solteros

Ni que yo quisiera casarme en la primera cita...

¿Debería  llamarle? No quiero agobiarle...

¡Pero que se ha creído!!

No tengo tiempo para relaciones..

Yo lo doy todo y no recibo nada..

A mi edad, las relaciones son un circo...

 

by: Antonia Lopez 

A menudo me encuentro con personas en sus 30 o 40 años, e incluso más, exitosos en el trabajo, inteligentes, atractivos, elegantes, que ante la pregunta del millón, “¿tienes pareja?”, responden con las frases universales de la entradilla de este artículo.  He de confesarles que yo también lo hice en su momento.

Precisamente por eso quiero reflexionar sobre el origen de estas afirmaciones.  ¿Realmente todos sentimos lo mismo o es que quizás es más fácil responder con automatismos para así no tener que expresar lo que realmente sentimos?

 

Analicemos para ello el interesante mundo de la fauna nocturna….

 

Ellos, metidos en su faceta de esta noche me como el mundo y me sobran las tías.

 

Ellas, en actitud de, si quieres algo, tendrás que trabajártelo.

 

O al contrario, el orden de los factores no altera el producto.

 

En definitiva ambos en actitud totalmente defensiva y no de apertura.

 


Hace años leí un
 libro titulado El bilingüismo sexual, de Silberio Sáez,interesante lectura que responde aéstasy otras cuestiones, además de reflexionar sobre aquello que nos hace diferentes a hombres y mujeres en las relaciones. Silberio Sáez analiza cómo nos comunicamos, cómo nos enfrentamos a la seducción y cómo abordamos el inicio de una relación de pareja. Muestra evidencias de por qué no nos entendamos, así como de las estrategias tan diferentes que uno y otro sexo usamos. También las connotaciones culturales y las influencias familiares que traemos en nuestra mochila de vida , influyen notoriamente en nuestra conducta, algo que  junto con lo anterior, puede llegar a ser una mezcla explosiva.

 

Con este artículo no queremos ofender a aquellos solteros que han elegido serlo y se sienten plenos. Más bien, nos dirigimos a aquellos otros que, siendo exitosos en otras aéreas de su vida, no acaban de sentirse felices o en equilibrio en el área sentimental.

 

¿Por qué ocurre esto?

 

¿Por qué, sin querer estar sólo, esta condición se perpetua durante meses e incluso años?

 

Existen muchas razones. Te ofrecemos algunas:

PRIORIDADES.Quizás, estás tan absorbido en otras áreas de tu vida, que no le estás dando demasiada importancia. No es cuestión de tiempo, sino de prioridad. Cuando realmente tenemos un propósito, el tiempo se organiza para alcanzar aquello que se desea. ¿O acaso,te ofrecieran un proyecto motivador, responderías con “no tengo tiempo” y perderías la oportunidad de realizarlo?

 

HISTORIAS FAMILIARES. Somos el resultado de aquello que hemos interiorizado en nuestra vida. Como se han relacionado los miembros de nuestra familia, figuras de referencia, puede hacer que establezcamos relaciones siguiendo determinados patrones que a veces son adaptativos y otras, en cambio, no tanto ( de sumisión/ domino, etc.) que nos alejan del verdadero objetivo de estar en parejas: disfrutar.

 

RELACIONES PASADAS NO CONCLUSAS. Podemos vernos anclados durante años en relaciones pasadas, inconclusas y/o no resueltas, acompañándonos como una carga pesada en nuestra espalda. Ante una nueva oportunidad de relación, nos ponemos barreras que impiden mostrar nuestra verdadera esencia y tener la apertura de conocer a la otra persona.

 

MIEDO AL RECHAZO. Nuestro ego a veces nos juega malas pasadas, impidiéndonos descubrir nuevas facetas de nuestra personalidad, y paralizándonos ante nuevas oportunidades. Si te ocurre esto, pregúntate: ¿qué es lo peor que puede pasar? La respuesta sería que te quedarías como estás, lo cual tampoco es tan malo, ¿no crees? El miedo a la novedad, a lo desconocido, es una emoción natural que todos tenemos. Lo que nos diferencia es la manera de afrontarlo: aceptándolo o negándolo.

 

 NO TE AMAS A TI MISMO. A veces, dejamos en manos de otros, el poder de amarnos. Si no te conoces, no te aceptas, no te quieres, ¿qué crees que recibirás de los demás? ¿Crees que estás en disposición de pedir a otros, lo que tú mismo no eres capaz de proporcionarte? Si no sabes distinguir entre estar en pareja o absorbida por ella, párate y empieza por el principio.

 

Sea como sea, tranquilo/a. Si te has visto reflejado a lo largo de este articulo y/o te gustaría crecer en el área de tus relaciones sentimentales,  te damos algunos tips que te ayudarán a hacerlo.

 

     

 

o    Analiza cómo te estás relacionando y si tus estrategias son efectivas.

 

o    Reflexiona sobre tus fortalezas y debilidades en el campo de la seducción y amatoria.

 

o    Haz una revisión de tu historia pasada y como te influyen en la actualidad.

 

o    Valora si te mueves en los ambientes adecuados en los que realmente quieres moverte.

 

o    Establece objetivos para alcanzar aquello que quieres en el campo de las relaciones sexuadas.

 

o    Sal de tu zona de confort y explora un mundo de posibilidades.

 

Si finalmente decides pedir un poco de ayuda, no dudes en contactarnos. Tenemos un programa exclusivo, creado con el único objetivo de ayudarte a alcanzar el bienestar que estás necesitando.

 

PORQUE TÚ DECIDES LA VIDA QUE QUIERES TENER!!!

 

Si te ha gustado este artículo, siéntete libre de compartirlo con quien quieras.

Hasta Pronto!!!!!!

 

 

You have no rights to post comments

 
 
Back to top
Back to top